HOTEL ORIA I

Cuenta con 29 habitaciones dobles y 5 habitaciones individuales, 1 de ellas adaptada para minusvalidez reformada en el año 2016.
Todas las habitaciones son exteriores y algunas con unas vistas inmejorables.
Es un edificio moderno y vanguardista situado en la parte nueva de Tolosa.
A media hora de San Sebastian y Pamplona y 1 hora de Bilbao y Vitoria.
HSS00605


HOTEL ORIA II

San Francisco, 20
Cuenta con 9 habitaciones dobles, 1 habitación individual y 1 Junior suite.
Todas las habitaciones son exteriores.
Es una villa clásica ajardinada situado en la mejor zona de Tolosa a escasos metros del edificio principal.
HSS00616

 

HOTELES ORIA

Situados en el corazón de la provincia vasca de Guipúzcoa, este moderno hotel es una base ideal desde la que explorar esta pintoresca región.

En el nuevo centro de Tolosa, a sólo 150 metros de la estación de Renfe y a 30 minutos del Aeropuerto de San Sebastián. Se encuentra en una zona ajardinada frente a la plaza de toros y a sólo diez minutos del Museo de Marionetas “Topic”, museo único ya que sólo hay cuatro como éste en el mundo; igualmente, queda muy cerca del Museo de la confitería Gorrotxategil.

Podrá degustar las especialidades locales en el restaurante Botarri, donde se sirven deliciosas carnes y pescados a la parrilla. Podrá disfrutar, asimismo, de otra especialidad vasca, la sidra; así como otros platos regionales en la sidrería del hotel.

Conexión inalámbrica a Internet gratuita disponible en las habitaciones y zonas públicas.

VISITA TOLOSA

Situada a orillas de río Oria, Tolosa es una villa de gran importancia histórica, que mira con orgullo a su pasado y que, a la vez, ha sabido adecuarse a los nuevos tiempos. La antigua capital de Gipuzkoa fue un lugar de paso importante en la ruta comercial que comunicaba Navarra con los puertos del Cantábrico y, durante siglos, se benefició de numerosos privilegios. De aquel glorioso pasado ha heredado un valioso casco histórico jalonado por edificios y monumentos de diversos estilos.

El núcleo medieval

El casco urbano está emplazado en un llanura formada en la confluencia de los ríos Oria, Araxes y Berastegi, y se distingue claramente en dos zonas: el núcleo medieval y el nuevo ensanche. El casco antiguo está compuesto por calles estrechas organizadas de forma paralela y separadas por numerosas plazas. Destaca sobremanera la iglesia parroquial de Santa María del siglo XVII, templo del llamado Gótico Vasco, con tres naves de gran altura, bóvedas de crucería y una fachada barroca de gran belleza.

La iglesia y el convento de Santa Clara, el ayuntamiento barroco, los palacios de Idiakez, Atodo, Aramburu y la Diputación, el Archivo Provincial, así como la plaza Euskal Herria (que nos recuerda a la Plaza de la Constitución de San Sebastián) son sólo algunos de los ejemplos del rico patrimonio de la localidad. El arte contemporáneo vasco también tiene su sitio en Tolosa, en forma de esculturas al aire libre dispuestas en algunas calles y plazas de la villa.

Fuera del casco urbano, merece la pena visitar la ermita de Nuestra Señora de Izaskun en la vecina Ibarra, situada al abrigo del monte Uzturre (730 m), desde donde se contemplan bellas panorámicas de la comarca de Tolosaldea.

Cultura y gastronomía

Tolosa es un municipio de gran actividad cultural que conserva con esmero muchas de sus tradiciones. Durante el año, alberga numerosas festividades y actividades de todo tipo: sus conocidos carnavales (de los más antiguos de Gipuzkoa), las fiestas patronales de San Juan (con el baile de la “Bordon Dantza” y la hoguera como elementos reseñables), las jornadas de naturaleza Zumardi y sus certámenes internacionales de masas corales y marionetas.

En el apartado gastronómico, en primer lugar hay que citar su mercado semanal. Todos los sábados, agricultores y ganaderos de la comarca se dan cita en el mercado del Tinglado y en otras plazas para ofrecer productos autóctonos de gran calidad. El municipio posee, además, un Museo de Confitería donde se muestran los utensilios que la familia Gorrotxategi ha empleado desde 1680 para elaborar deliciosos dulces.

Tampoco podemos olvidar sus conocidos chuletones de buey y los numerosos asadores (de gran tradición en la villa), ni las famosas alubias de Tolosa. De un color oscuro y, acompañadas, como no, de las guindillas de Ibarra, destacan por su excelente sabor. Como postre, no pueden faltar los “cigarrillos” y las “tejas”, así como los “Xaxus”, típicos dulces de la localidad, que seguro harán las delicias de los más golosos.

 

SUBIR